Un sábado sin gloria

Tahití se queda con la corona tras vencer 10-5 a los guerreros de playa en la quinta edición de la Copa Pilsener 2017.

El Salvador se jugaba el todo por el todo en casa, pese a que la afición fue poca hoy en el estadio de la Costa del Sol, la azul playera dejo todo en la arena para conseguir ella corona, sin embargo se les negó.

Tahití, quién es subcampeón mundial nos dio una goleada que demostró que el gran nivel qué pasa, el “Haka” funcionó y tras el baile llegaron los goles.

La azul no pudo ante la ofensiva que planteó la subcampeona del mundo, las anotaciones llegaron por internado de Teari Labaste, Tera Zeberoni quien anotó un hat y Rick, Patrick Tepa, Li Fung con doblete y Bennett quien también anotó un doblete que selló la goleada de 10 goles.

Por los guerreros de playa, anotaron Tin Ruiz, Ruben Batres, Heber Ramos y Darwin Ramírez, quienes pusieron el pecho y las ganas de remontar para celebrar con su afición, sin embargo no alcanzó y una vez nos quedamos con la medalla de plata.

El Salvador perdió una vez más en casa, la Copa Pilsener sigue sin pintarse de azul, hoy perdimos, pero ganamos experiencia que nos servirá para ganar más experiencia, palmas a los guerreros que una vez más jugaron dejaron los huevos en la arena. / Andres Herrera -@PitoHerrera